El tiempo de Solari casi termina y Real Madrid ya piensa en el verano.

Deportes

No hay tiempo para la reflexión, pero sí para apuntar, acumular datos y tomar decisiones de manera más rápida al de otras temporadas. Ese al menos es el pensamiento por la zona noble del Bernabéu. La proximidad de partidos decisivos, el sábado regresa el Barcelona al Bernabéu y el Ajax ya asoma en el horizonte, invita a la prudencia o paciencia, como ustedes prefieran, pero todo lo que está pasando queda reflejado en el historial de unos y otros y será juzgado antes de lo que se piensa.

El adiós copero ante el equipo azulgrana pesará lo suyo a la hora de analizar lo hecho por el técnico madridista. La buena imagen ofrecida en los dos partidos no ha sido suficientemente. El argentino ve cómo las vidas se le agotan. Sabe que tan solo le queda una y un poquito de otra, que pasa por ganar el sábado y por convencer en su discurso futbolístico.

alabra y con hechos. Se lo dijo al presidente en la reunión de la semana pasada y lo está demostrando con las alineaciones, dando por completo la espalda a Isco y colocando el cartel de suplentes a jugadores como Marcelo, Bale y Asensio. Estos cuatro jugadores daban forma a parte del patrimonio del Real Madrid al inicio de temporada y ahora, algo evidente, ese valor se ha reducido. «Juegan los que mejor están», se escucha por el vestuario blanco.

En su haber hay que señalar que ha puesto en valor a jugadores cómo Reguilón y, especialmente, a Vinícius, que se ha convertido con 18 años en el motor de esperanza de un Real Madrid tocado, pero todavía vivo en Europa. En el brasileño ven algo más que a un simple jugador y apuntan a una estrella capaz de hacer algo grande, siempre que los demás ayuden.

Uno y otro no entraron en los planes de Lopetegui y con el argentino han dado un paso de indudable valor, pero que ha resultado insuficiente para derrotar al Barcelona de Valverde. Se han convertido en la mejor noticia del madridismo, pero el club blanco vive de los resultados, de ganar. No mira al futuro y sí al presente y ese pasa por una dolorosa eliminación ante el Barcelona, que no entiende de justicia futbolística y sí de goles, esos que faltan en la cuenta de resultados del Real Madrid.

Actuar en verano

Los dirigentes del club blanco saben que en el próximo verano hay que actuar, cambiar a algunos jugadores, pero mantienen que la actual política de fichajes es la correcta. No piensan entrar en pujas sin sentido, pero sí saben que hay que apostar por una referencia, aunque piensan que la plantilla actual vale más de lo que algunos quieren hacer ver. Ese momento, el de acudir al mercado, llegará, pero creen que ahora la situación requiere poner en valor lo que tienen, algo que piensan no está sucediendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *