3 tips para tener una comunicación asertiva con tus hijos


La familia es la base fundamental de la sociedad según el artículo 32 de nuestra constitución ­–­El Salvador­­­­­­­­­­­­–­, nuestro acervo de valores, aptitudes y actitudes tiene una estrecha relación con el tipo de entorno familiar en que he hemos crecido, su herencia no solo se limita a la genética, financiera o inmobiliaria, sino también al desarrollo psico-social del individuo, en otros términos, la manera en la que enfrentamos el mundo y los retos de la vida está predispuesta, es inherente a la creación del ser, el impacto de la convivencia en la familia durante la infancia y adolescencia es trascendental, para conocer realmente a una persona conoce su familia, en más de una ocasión has escuchado la frase trillada: «el hogar es la primera escuela».

Si bien es cierto no debemos ser esclavos de los paradigmas, hay quienes no se atreven a romper los atavíos familiares, a medida avanzamos a la edad adulta aprendemos a discernir entre lo correcto y lo incorrecto, aprendiendo a base de la convivencia con otros o explorando la intrincada sociedad humana.

Uno de los errores más grandes que se cometen en los entornos familiares es la falta de comunicación asertiva – expresar nuestros deseos, sentimientos y pensamientos de manera oportuna, clara y positiva, sin ser dóciles, ni agresivos­–­, nuestro arraigo cultural nos hace pensar que por el simple hecho de ser adultos tenemos la razón y menoscabamos a nuestros hijos e hijas, a sus ideas, opiniones y emociones, sobrevalorando las nuestras, la comunicación asertiva tiene como propiedad la interlocución y la negociación a través del dialogo; este error es el detonante de muchos problemas como la violencia intrafamiliar, deserción escolar, la exposición de menores al abuso en sus diferentes índoles, entre otros.

Pero, ¿Cómo puedo tener una comunicación asertiva con mis hijos?

Tip 1. Sé empático

Una de las características principales de la comunicación asertiva es que pone en práctica la empatía, siempre piensa en cómo se siente el otro, el mundo no gira a tu alrededor, date la oportunidad de comprender las emociones de los demás y de qué manera abordarlas para obtener un dialogo y/o acuerdo eficaz y fructífero, solemos pensar que los deseos de nuestros pequeños son meramente caprichos, nos salimos de nuestras casillas, sin siquiera reparar en la razón de esta actitud, recuerda empatía es comprender y valorar las emociones de las demás personas.


Tip 2. Aprende a escuchar

La definición de oír no corresponde a la de escuchar, oír es percibir sonidos sin prestar atención, escuchar es orientar tus sentidos hacia un estímulo, prestar atención e interés,  cuando converses con alguien míralo a los ojos «escúchame con los ojos», analiza lo que tu emisor está diciendo, elimina las distracciones (guarda tu Smartphone y dale atención a tu prole).


Tip 3. Déjalo, déjala o déjalos que se expresen 

No coartes la libertad de expresión de tus hijos e hijas, nunca los comprenderás, ni sabrás lo que quieren si no los dejas expresarse, cada persona tiene su particularidades al momento de dar a conocer sus deseos, opiniones, pensamientos y/o emociones, debes estar abierto a las singularidad de cada individuo.

La comunicación asertiva puede convertirse en el salvavidas que la relación con tus hijos necesita, la fortuna de ser padre o madre no viene con manual, es un proceso de aprendizaje constante, pero si aprendes a ser empático, escuchar y no obstaculizar la libertad de expresión, podrías ahorrarte más que dolores de cabeza, y ser acreedor del orgullo inefable que se siente el educar hijos e hijas modelo, seres que contribuyen positivamente a la construcción de una sociedad más sana y estable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *