7 Datos curiosos que quizá no sabías hace un momento

Descubre estos peculiares e interesantes datos que quizá no sabías hace un instante.


1. Filipinas es el único país del mundo donde es ilegal divorciarse.

Pero solo porque el divorcio está prohibido, eso no significa que una pareja casada no pueda separarse. Las parejas pueden obtener lo que se llama una anulación, pero a menudo puede ser un proceso largo, costoso y complicado.


2. Milestii Mici es la bodega de vino más grande del mundo con una longitud de unos 200 kilómetros.

Es tan grande que para ayudar a los visitantes a no perderse, los túneles tienen nombres como las calles de una ciudad.


3. Con 2.302 puentes, Hamburgo es la ciudad con más puentes del mundo.

Supera en mucho los 1.281 puentes que tiene Amsterdam o los 455 puentes de Venecia.


4. El megaterremoto de Valdivia de 1960, conocido también como el Gran terremoto de Chile, es el terremoto de mayor magnitud registrado en la historia del planeta.

El Terremoto de Valdivia tuvo una magnitud de 9.5 duró ocho minutos y fue seguido por un tsunami. Provocó la muerte de más de dos mil personas y hubo unos dos millones de damnificados. Además, Valdivia se hundió 4 metros bajo el nivel del mar y provocó la erupción del volcán Puyehue.


5. Los perros dálmata no nacen con manchas.

Es todo lo contrario, su pelaje es blanco como la nieve. Es a partir de la segunda semana cuando le empiezan a aparecer las manchas negras.


6. ¿Sabías que en Japón las personas son contratadas para empujar a los pasajeros del metro?

Para poder acomodar el doble de pasajeros en un vagón de metro, las estaciones emplean personal uniformado conocido como oshiya o “empujador”, cuyo objetivo es meter a la mayor cantidad posible de personas al metro.


7. La mantis religiosa es el único insecto que sólo tiene un oído y no está en la cabeza sino en el tórax.

Las mantis religiosas no son sordas, pero son los únicos animales conocidos que oyen a través de un único canal. Esto es, podría decirse que, en esencia, solo tienen un oído. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *