Bukele anuncia “cuarentena especial” que incluye nuevas medidas para compra de alimentos

En cadena nacional el presidente de la República, Nayib Bukele, anunció que a partir del jueves 07 de mayo iniciará una “cuarentena especial” por 15 días, debido al incremento de casos de COVID-19.


Entre las medidas se incluye que la compra de alimentos se realizará dos veces por semana, de acuerdo a la terminación del número de DUI. Además, habrá limitación a la libre movilidad en los municipios del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), departamento que registra la mayor cantidad de casos del país.

En un discurso de una hora con diez minutos -que estuvo marcado por “llamados de atención” a la población salvadoreña- el presidente de la República, Nayib Bukele, anunció la aplicación de nuevas medidas de prevención del COVID-19, que estarán vigentes desde el próximo jueves.

Las medidas serán parte de lo que Bukele denominó como una “cuarentena especial”, debido al incremento de casos de coronavirus de los últimos días.

“No se ha estado respetando la cuarentena. Cómo es posible que la población no esté cuidando su salud y la de sus familias”, argumentó.

Las nuevas medidas estarán contenidas en el Decreto Ejecutivo 22, que será publicado este miércoles y se extenderá por 15 días. Bukele negó que se incluyan toques de queda, cierre total del país o “ley seca”.

Según el mandatario estas disposiciones se aplicarán “por el bien de todos”. “Lo que hacemos no es a gusto de nadie, es la mejor forma de combatir el virus”, dijo en la cadena nacional.

¿Qué medidas estarán vigente desde el jueves?

-Las personas podrán realizar las compras de alimentos dos veces por semana, a partir de la terminación del número del Documento Único de Identidad (DUI). El gobierno anunciará el mecanismo. Según Bukele tanto en mercados como en supermercados se verificará el cumplimiento de esta disposición.

-Las personas que incumplan la cuarentena serán remitidas a un médico para evaluar si estuvo expuesta al COVID-19. De ser así serán llevadas a un centro de contención.

-Dado que San Salvador es el departamento que registra mayor número de casos de COVID-19, no se podrá transitar libremente de un municipio al otro en el Área Metropolitana, a menos que las personas demuestren con una carta que van a trabajar.

-Sobre las actividades productivas permitidas, pueden continuar funcionando entidades bancarias, supermercados, mercados (únicamente para venta de medicamentos y granos básicos) y farmacias. En el caso de restaurantes solo podrán dar servicio a domicilio, la venta “para llevar” queda suspendida por 15 días.

Bukele manifestó que dentro de quince días se evaluará -de acuerdo al comportamiento de la pandemia- la posibilidad de reactivar la actividad económica del país. “Podría abrirse la industria, luego la agricultura, construcción, servicios y comercio. Depende de cómo se logre bajar la curva”, aseveró el mandatario.

Agregó que sostuvieron un diálogo de casi tres semanas con la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), para llegar a un “consenso”.

“Alguna gente critica el diálogo, pero es tiempo de poner en pausa todos los pleitos políticos para que en este momento nos enfoquemos en sacar adelante al país”, manifestó.

Pese a esto, Bukele aseguró que si la curva de contagios no baja “no se abrirá la economía, al contrario seguiremos cerrando negocios”, señaló.

Además, el presidente de la República anunció que el gobierno ha creado una página web para personas voluntarias que quieren “apoyar” durante la emergencia nacional por el COVID-19. Dijo que “tienen fondos” para que el voluntariado sea “remunerado”.

También expresó que el gobierno entregará 2.7 millones de canastas básicas para la población, “para que no diga tengo que salir a comprar comida, quédese en la casa”, les dijo. Aunque no detalló cuál será el mecanismo de entrega.

“Yo sé que hay necesidad, conozco la pobreza pero el virus no va a preguntar su necesidad, no le va a preguntar si es pobre o es rico. No es un reproche para la gente honrada, pero (si sale) está llevando la muerte a su casa”, agregó.

La progresión estadística y las medidas de otros países

Durante la cadena nacional, el presidente de la República presentó -nuevamente- datos de los casos en otros países de la región y del mundo que han sido seriamente afectados por la pandemia de COVID-19.

Hizo especial énfasis en el «subregistro de casos», cifra que -explicó- es complejo determinar por la rápida propagación del virus. “¿Qué va a pasar cuando rebalsen las morgues?”, dijo.

Además, como ejemplo, hizo referencia a las medidas que en algunos países se han implementado como “castigo” para quienes incumplen la cuarentena. Entre éstas, detenciones o tratos humillantes mientras repiten frases como “no debo salir de mi casa”.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) ha exhortado a los diferentes Estado a que en el marco de la pandemia por el COVID-19 las medidas aplicadas no violenten los derechos humanos.

La Alta Comisionada, Michelle Bachelet, ha dicho que los Estados «necesitan poderes adicionales» para enfrentar el COVID-19. «Pero las medidas excepcionales deben ser necesarias, proporcionales, no discriminatorias, y tener una duración delimitada», manifiesta.

Fuente: Arpas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *