Congelan cuentas de proveedor de insumos médicos de El Salvador por operaciones sospechosas

La compañía financiera Wells Fargo, bloqueó los fondos de la empresa Lasca Design, a la que las autoridades sanitarias salvadoreñas habrían comprado mascarillas y termómetros por 3,5 millones de dólares.

Imagen ilustrativa. Foto | Verdad Digital.

El banco estadounidense Wells Fargo congeló las cuentas de una empresa que habría provisto de insumos de salud al Gobierno de El Salvador, al advertir supuestas operaciones sospechosas por un valor de 3,5 millones de dólares, reveló una investigación del portal El Faro.

La firma apuntada es Lasca Design, una importadora de cerámica y porcelanas que fue contratada por el Ministerio de Salud salvadoreño en abril pasado, para la compra de 3 millones de mascarillas y 1,000 termómetros.

Según la publicación, se desconoce aún si el material fue entregado en algún momento. En mayo, Ariel Lasca, CEO de la compañía, habría enviado una carta a Jesús Corea Barahona, jefe de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones (UACI) del ministerio de Salud, en la que explicaba las razones de la demora en la entrega.

La investigación asegura que tras el pago que realizó el Estado salvadoreño, Wells Fargo hizo una “observación de transacción sospechosa”, por lo que bloqueó los fondos de Lasca Design, con sede en Miami, Florida, EE.UU., mientras investiga la millonaria operación.

“Dicha transferencia la habría considerado de origen ‘dudosa’, por lo que procedió, según protocolo bancario, al bloqueo de todos los fondos disponibles en la cuenta receptora, determinando el cierre de dicha cuenta y demorando la devolución de dichos fondos por el término de 30 días”, indica la misiva a la que tuvo acceso el citado medio.

Los reportes de operaciones sospechosas son remitidos a la Red de Control de Delitos Financieros (Fincen, por sus siglas en inglés), una oficina del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que investiga si la transacción es un caso de lavado de dinero o si hay indicios de otros delitos.

La empresa importadora Lasca no se dedicaba a la fabricación de insumos médicos antes de la pandemia de coronavirus, señala el informe.

Este no es el único caso en el que el Gobierno de Nayib Bukele queda envuelto en presuntas maniobras de corrupción en el marco de la pandemia. La Fiscalía General confirmó que ya tiene abiertos seis expedientes en los que se investiga a altos funcionarios por compras y contrataciones no justificadas, informó otro matutino salvadoreño.

Entre ellos figura el ministro de Salud, Francisco Alabí, quien decidió invertir más de 50.000 dólares en remodelar su oficina en medio de la crisis sanitaria, según reveló el sitio Salud con Lupa.

Por: Verdad Digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *