De mal en peor el Real Madrid, mejor para José Mourinho

Decirle no al Madrid una vez es difícil, dos es muy difícil y tres es imposible», aseguró José Mourinho para explicar su desembarco en el conjunto blanco, al tercer intento, cuando aún militaba en el banquillo del Inter Milán.

Tras el desastre de los hombres de Zidane en París en su debut en Champions League, quizás ha llegado la hora de que Florentino Pérez descuelgue el teléfono para traer al técnico de las reconstrucciones imposibles.

Porque cuando nada funciona, la solución que queda son los S.W.A.T. (el equipo de élite por excelencia de las fuerzas de seguridad). Y ahí es donde aparece el técnico portugués. Esos retos casi imposibles que asustarían al técnico mejor preparado… son los que ponen de verdad a Mourinho.

Saca de la nada una motivación extra y contagia a los jugadores para remar en la misma dirección. Y por qué no decirlo: cuanto peor está la situación en el Real Madrid, mejor para José Mourinho. En momentos difíciles, lo normal es acudir a donde una vez se fue feliz.

Parece olvidado por el madridismo, pero ‘The Special One’ aterrizó en Madrid en 2010 en una de las etapas más duras del conjunto blanco. Cuando el equipo de Pep Guardiola surcaba los mares con un barco que parecía indestructible.

Mourinho devolvió al Madrid a la élite europea con tres semifinales consecutivas de Champions… ¡tras seis temporadas consecutivas sin ni siquiera superar los octavos de final!

Tiempo ha tenido el técnico francés para dibujar un equipo que vuelva a asustar en Europa y que pelee de verdad en Liga para acabar con el reinado del Barcelona. Sin embargo, seis meses más tarde -regresó en marzo a un equipo sin alma y sin opciones en ninguna competición- el sueño de una necesaria reconstrucción da la sensación que se ha convertido en una involución total.

La pasada temporada se podía ‘entender’ que los resultados no acompañaran a Zidane, pero este inicio no ha podido ser más desolador. Y la afición se impacienta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *