Federer, Nadal y Djokovic o la mayor y más grande carrera de la historia del deporte


Nunca antes en la historia habían coincidido las tres leyendas más grandes de este deporte en una batalla constante por coronarse como el mejor de todos los tiempos.

¿Se imaginan vivir cada temporada una lucha entre Pelé, Di Stéfano y Maradona por ganar La Champions League y el Balón de Oro?Esto, precisamente, es lo que está pasando en el tenis.

Publicidad

Cuando Sampras llegó a los 14 Grand Slamsdespués de ganar a Agassi en la final del US Open nadie podía imaginar que, menos de 17 años después, estaría fuera del podio histórico.

‘Pistol Pete’ dejó su corona y dos genios como Federer y Nadal dejaron los enfrentamientos más épicos que recuerda este deporte.

La juventud del español permitió al suizo despegarse en la carrera y ser el primero en alcanzar a Sampras.

En París 2009, sólo siete años después del último ‘grande’ del norteamericano, Federer ya se había puesto a la altura del de Maryland y menos de un mes después, en Wimbledon, ya le había superado. ¡En sólo tiene años había logrado más ‘grandes’ que el mito Sampras en toda su carrera!

Historia

Por aquella época empezaba a asombrar un joven Rafa Nadal que ya había instaurado su tiranía sobre tierra batida y que acababa de regalar al mundo el conocido ‘mejor partido de todos los tiempos’ en la final de Wimbledon 2008 ante Federer.

La carrera al terminar 2009 estaba de lo más desigual: Federer 15, Nadal 6 y Djokovic 1. Fue en 2010 cuando se produjo el ataque del balear por recortar tres ‘majors’ de una tacada.

El año siguiente fue el del despegue de ‘Nole’ hacia el número uno del mundo con victoria en Melbourne, Londres y Nueva York. La carrera comenzaba a estrecharse.

Serbio y español adelantaron al suizo en el ránking ATP, pero aún seguían lejos en lo que a ‘grandes’ se refiere. El zarpazo de Djokovic a sus rivales llegó entre los años 2015 y 2016.

‘Nole’ cambió de forma radical y destrozó a todos sus rivales llevándose cinco de ocho ‘Grand Slams’. Mientras, Nadal seguía casi sin despeinarse en la Phillipe Chatrier cuando las lesiones no se lo impedían.

Seis años después de que Federer superase a Sampras, Djokovic y Nadal se habían acercado peligrosamente al helvético. La carrera en 2016 estaba así: Federer 17, Nadal 14 y Djokovic 12.


La tendencia estaba clara. Federer, más veterano que sus dos rivales, llevaba cuatro años sin ganar un Grand Slam. Mientras, Djokovic se mostraba insaciable ante un Nadal imbatible en tierra batida.

Tarde o temprano parecía que habría cambio en el liderato. Fue en ese momento cuando la leyenda de Basilea despertó.

Harto de lesiones y molestias, Federer decidió elegir minuciosamente su calendario para poder agrandar su carrera y, de paso, su palmarés.

En 2017, Nadal y Federer regalaron otro partidazo que cayó del lado del helvético. Otra oportunidad perdida para un español que sufría en sus propias carnes el resurgir de Roger.


Mientras, Djokovic atravesaba una importante crisis de resultados después de sufrir una grave lesión. Año en blanco para el serbio quien parecía muy lejos de su nivel.

Por su parte, Nadal pegaba un mordisco importante ganando su décimo Roland Garros y su segundo US Open.2018 empezó muy parecido al año anterior.Djokovic con muchas dudas y nueva victoria de Federer en Australia en la que es, hasta el momento, su último ‘Grand Slam’.

Nadal seguía batiendo todos los récords en París con otro entorchado y vivía con comodidad en el número uno del mundo.

El español llegaba lanzado a por su tercer Wimbledon con sus dos archi-rivales muy lejos de su nivel. Fue entonces cuando todo cambió. Semifinales Nadal vs Djokovic.

El serbio empezaba a salir del pozo, mientras Nadal tenía la oportunidad de dar otro sprint hacia el liderado de Federer. En un partido de tensión, nervios y poco tenis Djokovic venció a Nadal en cinco sets.

Posiblemente una victoria del español hubiese cambiado el futuro tal y como lo conocemos, pero el tenista serbio jugó mejor en el momento clave.
Después de esa victoria, Djokovic encadenó tres ‘Grand Slam’ consecutivos para pisar los talones a sus dos adversarios.

Thiem apartó al serbio de una gesta histórica al vencerle en las semifinales un Roland Garros que acabaría suponiendo el 18º ‘major’ del eterno Rafa Nadal. El español llegaba, en ese momento, a la distancia más cercana de Federer: sólo dos ‘grandes’ entre ambos.

En Londres Nadal tenía la histórica oportunidad de rozar a la leyenda suiza. Pocas veces llegaba tan en forma y sin molestias el mito de Manacor a un torneo que ha sido muchas veces cruel para él.

El sorteo deparó el duelo del morbo en semifinales en el que Federer volvió a dar una clase sobre hierba a un Nadal que tendrá que esperar para mirar de tú a tú al helvético.


La final, de hecho, era la gran ocasión de Federer de poder extender su glorioso palmarés ya que, según reconoció a principio de año, no le queda mucho en el circuito.

La batalla acabó del lado de un Djokovic cuya voracidad y mayor juventud de sus rivales (32 años por los 33 de Rafa y 37 de Federer) le colocan, posiblemente, como el gran favorito para acabar siendo el que tiene la vitrina más grande de la historia.

¿Next Generation?

Desgraciadamente, parece que estos tres gigantes están muy por encima de la ‘next generation’ que empieza a darse a conocer. Los Zverev, Khachanov o Tsitsipas parecen aún muy lejos de este trío de genios que lucha por ser el mejor de todos los tiempos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *