Maneras de mantener la calma durante una crisis

Cuando surge una situación grave en el trabajo, su primer instinto puede ser entrar en pánico.

Desafortunadamente, la ansiedad severa y el estrés pueden resultar en un colapso completo. Esta respuesta puede causar  daños a largo plazo a su salud y disminuir su capacidad de desempeño óptimo.

Muchos de los grandes triunfadores del mundo, incluidos empresarios, atletas y artistas, no podrían haber alcanzado su nivel de éxito sin aprender a mantenerse extremadamente tranquilos bajo presión.

Tienen la capacidad de desarrollar y mantener un estado particular de preparación psicológica, una preparación mental que convocan a pedido. 

Ya sea que sea un atleta o sea dueño de su propia empresa, el equilibrio es un requisito previo para alcanzar el máximo rendimiento. Cuando estás compuesto, lo suficientemente practicado y seguro de ti mismo (lo suficientemente fuerte como para mover montañas mentales), estás preparado para el éxito. 

Aquí unos consejos para ayudarlo a mantener la calma en situaciones  estresantes:

1. Disminuya la velocidad.

Si es posible, no reaccione de inmediato. En cambio, sea paciente y recopile tanta información como sea posible. Pregúntese, ¿esto realmente va a importar dentro de un año? Si la respuesta es sí, retroceda para alejarse un poco de la situación. En lugar de verte a ti mismo como un participante activo, trata de verte como un representante de tu empresa. Esta perspectiva lo ayudará a permanecer menos emocional y mejorar su capacidad para tomar decisiones.

2. Mantente positivo.

Cuando ocurren situaciones estresantes, su mente puede ir en mil direcciones y algunos de sus pensamientos pueden ser negativos. Cuanto más divague tu mente, más difícil será para ti mantener la calma. Deténgase de comenzar a imaginar el peor de los casos. En su lugar, suelta los pensamientos negativos y vuelve a enfocar tu mente en algo positivo, sin importar cuán pequeño sea.  

3. Nunca preguntes «¿y si?»

Esta peor pregunta que podrías hacerte a ti mismo oa otros en medio de una crisis comienza con «qué pasaría si». Esta línea de preguntas induce un pánico absoluto y lo obliga a procesar situaciones que no han ocurrido y que nunca sucederán.

Las preguntas de «qué pasa si» agravan el miedo y aumentan el problema. Digamos que su empresa no ha podido entregar un proyecto a tiempo. Su primer instinto puede ser pensar: ¿Qué pasa si mi cliente decide contratar a alguien más? Ese pensamiento podría llevar fácilmente a la pregunta «¿Qué pasa si no hago nómina este mes?» En cambio, concéntrese en los hechos y trabaje en una solución.   

4. Cuida tu cuerpo.

Si prioriza su salud personal, estará mejor equipado para manejar una crisis. Coma una dieta equilibrada, haga ejercicio regularmente y duerma lo suficiente. El ejercicio reduce el nivel de hormonas del estrés y ayuda al cuerpo a funcionar al máximo nivel. Al mejorar su salud, aumentará su autocontrol, memoria e inteligencia emocional, características importantes que lo ayudarán a responder bien ante una emergencia. 

5. Limite la cafeína.

Cuando se encuentra en medio de una situación grave, puede sentirse tentado a correr a la sala de descanso para tomar una taza de café. La cafeína puede desencadenar una liberación de adrenalina, lo que le brinda un rápido estallido de energía y fuerza física, solo para ser seguido por un choque marcado por fatiga e irritabilidad en algunos casos. En lugar de tomar esa taza de café, refresco o una bebida energética, hidrátate con agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *