Más sobre La nube de Polvo del Sahara

El desierto del Sahara es el más extenso, cálido y la principal fuente de polvo en el globo terráqueo, vivimos en un planeta dinámico y cíclico donde la naturaleza traza las directrices para la vida, no es algo nuevo que estelas de polvo proveniente de este erial crucen el Océano Atlántico y fertilice nuestra tierra americana.

Tormenta de arena en el desierto| Ecología Verde

Un páramo estéril y agreste, así se describe el desierto del Sahara de manera coloquial, con aproximadamente 20 millones de años de existencia este no fue una tierra inhóspita en el preámbulo de su historia, más bien era un exuberante pantano tropical, un ligero cambio en la órbita del planeta desencadenó una serie de transformaciones en la dinámica climática del mismo.

La arena de este yermo entorno podría cubrir el mundo entero con una capa de 20 centímetros, el árido y raso hábitat se encuentra en el cinturón desértico, una región de vientos secos alrededor del Ecuador, los fuertes vientos arrastran las nubes y secan las tierras, 500 millones de toneladas de polvo terminan en el Atlántico cada año trayendo consigo pros y contras.

Los titulares de muchos y porque no todos los medios de comunicación del Continente Americano hablaron de este fenómeno y advertían de sus efectos secundarios en nuestra salud, las enfermedades respiratorias y alergias causados por la aspiración de partículas de polvo sahariano tienen síntomas que son muy similares a los del Covid-19 lo que enciende las alarmas de los afectados, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomendó el uso de mascarilla cuando estemos realizando actividades a la intemperie.

Protege la salud de los grupos etarios más vulnerables| Guide.midicalexpo.com

Algunos editoriales calificaron este acontecimiento como «La peor nube de polvo del Sahara en los últimos 50 años» en esta ocasión la densidad de materia suspendida fue mayor lo que repercute en el aumento de la sensación térmica y sequedad del ambiente.

La capa de aire sahariana es la responsable en dar origen al levantamiento y migración del polvo norafricano a la mitad occidental del planeta, la gran mayoría de las partículas se deposita en el lecho oceánico, las que logran llegar al istmo centroamericano y al sur de América por su alto contenido de minerales como el hierro, calcio y fosforo se convierte en fertilizante para los bosques y cultivos, no debemos olvidar que todo está interconectado en la naturaleza.

Nube de polvo del desierto del Sahara vista desde el satélite de la NASA

El MARN (Ministerio de Medio Ambiente de El Salvador) ha estado siguiendo minuciosamente el avance paulatino de la nube de polvo, según la institución, el equipo de monitoreo detecta partículas de 2.5 micrómetros de diámetro, 20 veces más pequeño que un cabello humano.

Hoy lunes 29 de junio del 2020 el Ministerio de medio ambiente brindo a través de sus redes sociales oficiales un informe semanal sobre la calidad del aire en marco del ingreso y avance del polvo proveniente del Sahara, cuyo pronóstico informa que los días 1 y 2 de julio se espera la mayor cantidad de polvo sobre el territorio, generando un ambiente brumoso en el trascurso de la semana.

Debemos tomar las medidas que los entes rectores del sector salud dictaminen para que podamos gozar de bienestar físico y disfrutar de los amaneceres y atardeceres de rojos intensos que provocan las partículas de polvo en la atmósfera al interactuar con la luz solar, más de algún aficionado a la fotografía disfruta capturando estos efímeros acontecimientos anuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *